Somos Cherusker

Desde el 2011 elaboramos cervezas artesanas inspiradas en estilos clásicos alemanes y europeos.
Constantemente siguiendo la ley de pureza alemana “Reinheitsgebot” de 1516 diversificamos detalles y texturas según el gusto nacional: Relación perfecta entre tradición cervecera y el encanto del Ecuador
Nuestras cervezas están hechas a mano y confeccionadas en pequeñas cocciones. No pasteurizamos y no usamos ningún saborizante u otro elemento artificial. Utilizamos exclusivamente maltas y lúpulos alemanes de calidad distinguida, combinada con agua pura de nuestra ciudad San Francisco de Quito.
Los Cherusker eran una tribu germánica que habitaba partes del valle del río Rin, el norte de las llanuras y bosques del noroeste de Alemania. Su nombre hace referencia al cuerno de un ciervo. Estos cuernos se usaban como jarra para beber, específicamente para tomar cerveza, pues los antiguos alemanes tenían sed, ¡muchísima sed!
Reportajes sobre las conductas y sobre la cerveza de nuestros antepasados se pueden encontrar en las obras del escritor romano Cornelius Tacitus. Lo que más le impresionó a Cornelius fue la fidelidad matrimonial de los germanos, así como también su costumbre de tomar. En su obra «Germanía» cuenta que a menudo estaban cubiertos con pelaje de osos y tomaban de sus jarras de cuernos gigantes aguamiel y cerveza.
Los Cherusker ganaron popularidad por una de las batallas más importantes de la historia alemana, en la cual el Imperio Romano sufrió una seria derrota. En el bosque de Teutoburgo en septiembre del 9 d.C. una alianza liderada por los Cherusker y su caudillo Arminius exterminaron a tres legiones romanas guiados por el gobernador de la provincia de Germania Publio Varo.
La leyenda cuenta que cuando el emperador de los romanos Julio César Augusto recibió la noticia de la derrota andaba varios meses despeinado, golpeándose la cabeza contra una puerta y lamentando: Varo, Varo, devuélveme mis legiones.

Scroll to top

¿Eres mayor de 18 años?

Ingresa tu fecha de nacimiento

- -